Vitamina E (Tocoferol)

Vitamina E

La vitamina E es una vitamina liposoluble. Agrupa una serie de compuestos que se denominan tocoferoles y dentro de ellos el que mayor actividad posee es el α-tocoferol.

De toda la vitamina E que se toma a lo largo del día, únicamente se absorbe y atraviesa la barrera intestinal, entre el 20 y el 40%.

Su toxicidad puede interferir con la vitamina K y provocar hemorragias.

Funciones de la Vitamina E

  • Ayuda al cuerpo a utilizar la vitamina K.
  • Participa en la formación de glóbulos rojos.
  • Fomenta la dilatación de los vasos sanguíneos.
  • Evita la formación de coágulos de sangre.
  • Antioxidante y de protección celular.
  • Protectora de la vitamina A.
  • Previene la arteriosclerosis.
  • Evita el desarrollo del cáncer.
  • Evita la degeneración muscular.
  • Participa en el proceso de reproducción.
  • Mejora el sistema inmunitario.
Vitamina E

Fuentes principales de Vitamina E

  • Aceites vegetales: Aceite de girasol (+ 45 mg)
  • Semillas: Pipas de girasol (+ 35 mg)
  • Cereales: Germen de trigo (+ 20 mg)
  • Frutos secos: Avellanas y almendras (+ 20 mg)
  • Mantequilla y margarina (+ 1,5 mg)
  • Hortalizas hojas verdes: Espinacas, grelos, coles y lechuga (+ 1 mg)

Valor nutricional por 100 gr

No se suele tener carencia de vitamina E pero se han dado casos en personas con desnutrición grave. Los síntomas que denotan un déficit de tocoferol son problemas neurológicos, que se manifiestan en la pérdida del equilibrio y coordinación, debilidad, daños en los nervios sensoriales y en la retina del ojo.