Vitamina D (Calciferol)

Vitamina D

La vitamina D también denominada calciferol, es una de las vitaminas liposolubles imprescindibles para la formación normal de los huesos y de los dientes.

Nuestro organismo es capaz de elaborarla al exponerse a la radiación solar, pudiendo suponer hasta más del 50% de toda la vitamina disponible. Para poder sintetizar la cantidad suficiente basta con aproximadamente 10-15 minutos de exposición al sol, tres veces por semana.

Funciones de la Vitamina D

  • Interviene en el crecimiento celular y la transmisión de impulsos nerviosos al músculo.
  • Participa en la coagulación sanguínea.
  • Colabora en el mantenimiento del nivel de calcio en sangre.
  • Aumenta la absorción intestinal de calcio y fósforo.
Vitamina D

Fuentes principales de Vitamina D

La vitamina D también se obtiene a través de la dieta, con la ingesta de ciertos alimentos. Aunque también existen en el mercado muchos productos enriquecidos en vitamina D.

  • Aceites: Aceite de hígado de bacalao (+ 200 µg)
  • Pescados: Salmón (+ 9,5 µg)
  • Hongo: setas (+ 2 µg)
  • Huevos de gallina (+ 1,5 µg)
  • Carne: Hígado de pollo (+ 1 µg)
  • Lácteos: Nata, leche enriquecida, queso y mantequilla (+1 µg)
  • Mariscos: Ostras, gambas y almejas (+ 0,5 µg)
    Valor nutricional por 100 gr

La deficiencia de vitamina D provoca raquitismo en los niños y osteomalacia en los adultos, que causa debilidad muscular y ósea.

Los ancianos, las personas obesas, aquellas que tienen la piel oscura, y las que utilizan protección alta contra el sol, corren un riesgo importante de tener deficiencias de vitamina D.

Su toxicidad tiene efecto teratogénico y puede desencadenar calcificaciones extraóseas.