Vitamina C (Ácido Ascórbico)

Vitamina C

La vitamina C, también conocida como vitamina antiescorbútica o ácido ascórbico, es una vitamina hidrosoluble imprescindible para el desarrollo y crecimiento.

Esta vitamina se destruye con facilidad por la luz, el calor y el oxígeno. Por este motivo, la cantidad de vitamina C es especialmente rica en vegetales de consumo en crudo y de manera inmediata: frutas y ensaladas.

Las personas fumadoras tienen las necesidades de vitamina C aumentadas.

Funciones de la Vitamina C

  • Participa en reacciones de oxidación celular, por eso, es un componente antioxidante de la alimentación.
  • Colabora en la formación de colágeno.
  • Es necesaria para la cicatrización y la integridad celular.
  • Colabora en la conversión del ácido fólico y la absorción del hierro en el intestino.
  • Participa en reacciones neurológicas.
  • Participa en el sistema leucocitario y previene infecciones respiratorias.
  • Colabora en el correcto mantenimiento de las mucosas.
Vitamina C

Fuentes principales de Vitamina C

  • Frutas: Guayaba y grosella negra (+180 mg); kiwi, papaya y naranja (+50 mg)
  • Hierva Aromática: Perejil (+ 175 mg)
  • Vegetales: Pimiento Rojo (+ 130 mg)
  • Vegetales hoja verde: Brócoli y coles de Bruselas (+ 100 mg)

Valor nutricional por 100 gr

Las personas con afecciones gastrointestinales y algunos tipos de cáncer pueden ser más propensos a la deficiencia de vitamina C.